Irrigación Nasal

La irrigación nasal consiste en el lavado de las fosas nasales con una solución salina. La anatomia de las cavidades nasales permite que un líquido que penetra por un orificio nasal, circule por el interior de la nariz y salga al exterior por el orificio contralateral.

El origen de esta práctica es la India, donde los yoguis la llevan realizando desde hace siglos, dentro de sus rituales de purificación (Jala Neti), utilizando una vasija similar a una tetera (Neti). En Occidente los lavados nasales se emplean como un remedio casero para aliviar la congestón nasal.

Diferentes estudios realizados en los últimos años han puesto de manifiesto que irrigar la nariz una o dos veces al día disminuye la obstrucción nasal y mejora la rinitis y sinusitis. El líquido de irrigación en el interior de las fosas nasales ejerce una limpieza por su efecto de arrastre, eliminando las secreciones acumuladas, costras, pus y otros contaminantes depositados en la mucosa nasal durante la respiración. Esta limpieza, además de mejorar la congestión nasal, tiene un efecto antiinflamatorio sobre la mucosa.

Saber más

Aviso Legal | Política de Privacidad | Copyright © 2017 Inmunotek