Tipos de vacunas

Vacunas preventivas:  son las vacunas clásicas antiinfecciosas, como las que se emplean en el calendario de vacunación infantil.  Su misión es proteger frente a eventuales infecciones que puedan ser provocadas por los patógenos contra los que va dirigida la vacuna.  La inmunidad que se genera tras la vacunación persiste durante largos periodos de tiempo si no hay cambios en los agentes infecciosos.  A veces estos cambian su estructura (mutan), lo que obliga a vacunarse periódicamente para garantizar una protección eficaz (p. ej., vacuna antigripal).

Vacunas terapéuticas:   están dirigidas al tratamiento de pacientes que padecen una  enfermedad sensible al  efecto de la vacuna.  Estas vacunas inducen una respuesta inmunológica que de forma natural no se consigue.  En estos casos la vacunación puede tener un efecto positivo sobre el tipo de respuesta que normalmente dan los enfermos y que resulta nociva para ellos (p. ej., respuesta alérgica).

Aviso Legal | Política de Privacidad | Copyright © 2017 Inmunotek